29.8.15

[bookmark 09.29.15] contact (por carl sagan)


"
she was a wonder junkie. in her mind, she was a hill tribesman standing slack-jawed before the real ishtar gate of ancient babylon; dorothy catching her first glimpse of the vaulted spires of the emerald city of oz; a small boy from darkest brooklyn plunked down in the corridor of nations of the 1939 world's fair, the trylon and perisphere bechkoning in the distance; she was pocahontas sailing up the thames estuary with london spread out before her from horizon to horizon.
her heart sang in anticipation. she would discover, she was sure, what else is possible, what could be accomplished by other beings, great beings —beings who had, it seemed likely, been voyaging between the stars when the ancestors of humans were still brachiating from branch to branch in the dappled sunlight of the forest canopy.
"

sagan, c. (1997). contact: a novel. new york: pocket books.


y para ablandar habichuelas:

20.7.15

[BOOKMARK 20.07.15] an encounter equals change (in its vast significant... the unknown and the transforming quality)

una breve introducción a alain baidou vía versobooks.com. en estos asuntos de amor alain badiou tiene un trabajo que me ha resultado conveniente para des(a)nudar los enredos emocionales porque -después de todo- to love is to struggle.

(pa añadir en goodreads)
aquí algunas de mis partes favoritas de esa construcción dentro de una relación:


"On the basis of this event, love can start and flourish. It is the first, absolutely essential point. This surprise unleashes a process that is basically an experience of getting to know the world. Love isn't simply about two people meeting and their inward-looking relationship: it is a construction, a life that is being made, no longer from the perspective of One but from the perspective of Two."

"to love is to struggle, beyond solitude, with everything in the world that can animate existence. this world where i see for myself the fount of happiness my being with someone else brings. "I love you" becomes: in this world there is the fount you are for my life. In the water from this fount, I see our bliss, yours first."

*** 
 
What is an encounter?

It is a contingent, chance element of existence. Something happens to you that nothing among your existing world’s points of reference made likely or necessary. You encounter someone who you do not know and yet who strikes you, attracts you, enters into your life.
more
(...) Improbability distinguishes it from an ordinary experience. When the encounter happens to you, when you have the very strong feeling that it is happening to you, there is a phenomenon of attraction or repulsion – sometimes the two are mixed – toward what has disturbed the rhythm of your existence. Experience, for its part, can perfectly well fit within your work or family activities, whereas the encounter is a beginning. But the beginning of what? It is at the point of acceptance: accepting or refusing what is happening to you. To take the example of an amorous encounter, the whole problem lies in knowing whether to declare it or not. People speak of a declaration of love. The encounter has to be declared, that is, accepted.


(...) But the encounter is reducible neither to rationality, nor experience, but represents an element of contingency, and philosophy has no love for contingency. We must, therefore, accept that some things occur within existence that are neither calculable nor experienced. That something happens... 

The need to choose. You are constrained, you must accept what happens or else you will alienate, obscure and refuse it. Kierkegaard, the nineteenth-century Danish philosopher and the first existentialist, saw this link between chance and the need to choose. The miracle of the encounter is this paradoxical conjunction between the pure exterior – a person whom I encounter – and pure interiority – the consequences that I must draw by myself…


(...) On the one hand, the field of possibility for the encounter is widening, because of our means of transport and communication. On the other hand, as always, this enlargement comes at the cost of a ‘loss of intensity’. Encounters are so easy and numerous that the intensity of the change that we could accept as a result is no longer the same as it once was. We introduce a set of precautions: I will take someone sufficiently similar to me that I can hope to go along with this person while myself remaining exactly the same. This is a tendency of the contemporary world, to introduce a false variety within a vast sameness. 

(...)

The paradigm of the contemporary world is the consumer. Its target, as they say… And objects do not bring you out of loneliness.

---> entrevista completa en verso books   

19.7.15

[En Aleatorio] choice culture: the emoji generation + unas cuantas pesadillas

"

did i did i miss out on you?


And it's not about a boy
Although although

They can lead you

Break or defeat you

"


Maybe romance is still there, we just don’t know what it looks like now.

When we choose—if we commit—we are still one eye wandering at the options. We want the beautiful cut of filet mignon, but we’re too busy eyeing the mediocre buffet, because choice. Because choice. Our choices are killing us. We think choice means something. We think opportunity is good. We think the more chances we have, the better. But, it makes everything watered-down. Never mind actually feeling satisfied, we don’t even understand what satisfaction looks like, sounds like, feels like. 

(...) We long for something that we still want to believe exists. Yet, we are looking for the next thrill, the next jolt of excitement, the next instant gratification.
We soothe ourselves and distract ourselves and, if we can’t even face the demons inside our own brain, how can we be expected to stick something out, to love someone even when it’s not easy to love them?  
(...) Open up Instagram and see the lives of others, the life we could have. See the places we’re not traveling to. See the lives we’re not living. See the people we’re not dating. We bombard ourselves with stimuli, input, input, input, and we wonder why we’re miserable.  
(...) And, even if we find it. Say we find that person we love who loves us. Commitment. Intimacy. “I love you.” We do it. We find it. Then, quickly, we live it for others. We tell people we’re in a relationship on Facebook. We throw our pictures up on Instagram. We become a “we.” We make it seem shiny and perfect because what we choose to share is the highlight reel. 
We want simplicity. We want a life that does not need the validation of likes, favorites, comments, upvotes. We may not know yet that we want this, but we do. We want connection, true connection. We want a love that builds, not a love that gets discarded for the next hit. We want to come home to people.  
---> comenario completo en thought catalog por jamie varon 

***

y así se sigue deseando que esa persona encuentre lo bonito de escoger. de no tener miedo de encontrar amour en su vida. decir que "sabes que le hará bien" no es acertado porque no se sabe pero se intuye. quien haya experimentado un amor que haya cuestionado aspectos "cómodos" de la identidad para encontrar que hay modos distintos y mejores transformando quien se es; cómo se comprende la vida, seguramente será de este club de quienes sentimos las chispitas que sacan el brillo de donde ni se imaginaba que podía haber.
[en asuntos de sueño]
que igual es una extensión a la canción y comentario de varon

ella (y otra ella) anda en la isla. saber cuándo llegaría trajo una mezcla emocional fuerte. tanto que no he dormido muy bien teniendo sueños que me despiertan sintiéndome triste y más cansada. 
este blog inició siendo una válvula de escape para organizar lo que llevo dentro (sigue siendo igual para mis curiosidades intelectuales y los vaivienes emocionales). con este sentimiento de responsabilidad que me mueve me es inevitable pensar que contamino el espacio virtual con mis notas de querido diario (como los cuenta fest). no sólo están estas notas, también comparto pensamientos de madrinas y padrinos intelectuales que categorizo bajo bookmarks y luego están curiosidades que me encuentro por internet. o sea que *ozso* es, básicamente, como echarle un vistazo a lo que me mueve... conversar/andar conmigo es tener el combo completo pero estos son mis snaps. igual me siento que no son suficiente para compensar la descarga emocional. pos ya que. a compensar.

la cosa con L es que su presencia (o mejor dicho, no presencia) me conmueve. claro, el que para la persona a quien le doy mi afecto yo no sea el suyo tiene su espinita pero esto no es más grande que lo que mi mente me empuja por las noches.

L representa lo que él pensó que no encontraría después de ese amor extraño que parece haber marcado su adolescencia y vida... y vaya que 29 años no se cargan muy bien con marcas así.

esperaba -¡hooola ego!- que él se animara a querer así. ¿que no había presencia física por vivir en diferentes lugares? ¿y qué? ¿que hay 'valores' distintos? pues si se enamoró de ella... ¿no querrá decir que hay algo que podría estar necesitando pero que niega? y claro... está comprometida. oops. quizá allí sea lo más difícil. pero... encontrar amor (y el amor) es pa defenderse con uñas y dientes (y esta defensa es más pa defenderle de nuestro propio miedo/costumbre y eso.) ¿por qué no estar cerca... quererle así?
no es fácil. se sufre cuando choca el deseo de ser correspondidx pero se calma con el reconocimiento de que quizá no se escoja a quien se da amor. deseas que brille de energía, esperanza, amor y todo lo que le haga ser una persona feliz de disfrutarse lo complicado que presenta vivir porque sí.

pero decía que no es fácil. en mi caso me incomoda lo que entiendo como su búsqueda de gratificación inmediata. si verdaderamente no le interesa afectivamente (y para relación comprometida a construir en conjunto) ¿por qué estimular bikinis o mordidas virtuales? me molesta porque es andar como picaflor para no lidiar con que desea estar enamorado, amar y ser correspondido. me molesta porque intuyo que algo va muriendo cada que eso aumenta. me molesta porque no puedo hacer nada.

puedo hacer para mi. puedo escoger reconocer que o lo quiero así o nos dejo de poner trabas emocionales, y consecuentemente psicológicas, aceptando que es mejor continuar de un modo diferente. que ese modo quizá sea el de decir ciao.

la canción de feist que me compartió L respecto a él es bastante atinada:

a map is more unreal than where you've been

or how you feel

and it's impossible to tell
how important someone was
and what you might have missed out on
and how he might have changed it all
and how you might have changed it all for him
and how he might have changed it all
and how you might have changed it all for him

me es horrible intuir que por lo bonito que puedo sentir compartiendo con él no quiero reconocer que nos hace mejor estando separados. si yo no estuviera en su vida quizá tendría experiencias significativas porque no tendría un colchón emocional. entonces, cuando pienso y siento así me asusta pensar que no es un amor lindo... de los que no son dependientes. de los que hay respeto, confianza... en fin.

p.d.: the paradox of choice es un libro útil para cuestionar eso de las opciones. personalmente el efecto de tener muchas opciones fue un factor que me llevó a tener una cómoda vida vegana en su momento. como quien dice... una lectura interesante en una época cargada de opciones por aquí y por allá.

27.4.15

[LARALALÁ-MARK]: sigo sacando espinas... clave exacta de este tejido + álbum preferido en mi fin de semana



Cada día sigo sacando espinas

De lo profundo del corazón
En la noche sigo encendiendo sueños

Para limpiar con el humo sagrado cada recuerdo
(...)
Pienso que cada instante sobrevivido al caminar
Y cada segundo de incertidumbre
Cada momento de no saber
Son la clave exacta de este tejido
Que ando cargando bajo la piel
Así te protejo
Aquí sigues dentro


sospecho que a muchas nos pasa que comenzamos a divertirnos con 


las ocurrencias cotidianas que sazonan las maravillas que de por 



sí ofrece la vida porque comienza a tener sentido... (no que 


CONOZCAMOS qué... pero lo sentimos). reconocemos que algo surge 


dentro que es distinto... que nace.  




Es la vida en cursiva para enfatizar entre lo 


ajetreado que puede ser la cotidianidad que llega a abrumar lo 

ASOMBROSO que resulta que la tierra giré en donde lo hace y no 

en dos órbitas más lejos del sol... que nuestro cuerpo sea prueba

-plenamente- andante de materia cósmica... y ¡jurásica! uff...


o como más bonito compartiera oliverio girondo:



Cuando se tienen los nervios bien templados, el espectáculo más insignificante —una mujer que se detiene, un perro que husmea una pared— resulta algo tan inefable... es tal el cúmulo de coincidencias, de circunstancias que se requieren —por ejemplo— para que dos moscas aterricen y se reproduzcan sobre una calva, que se necesita una impermeabilidad de cocodrilo para no sufrir, al comprobarlo, un verdadero síncope de admiración.

De ahí ese amor, esa gratitud enorme que siento por la vida, esas ganas de lamerla constantemente, esos ímpetus de prosternación ante cualquier cosa... ante las estatuas ecuestres, ante los tachos de basura...

De ahí ese optimismo de pelota de goma que me hace reír, a carcajadas, del esqueleto de las bicicletas, de los ataques al hígado de los limones; esa alegría que me incita a rebotar en todas las fachadas, en todas las ideas, a salir corriendo —desnudo!— por los alrededores para hacerles cosquillas a los gasómetros... a los cementerios....


este fin de semana me he topado con el último álbum de natalia 


lafourcade (la mismita de voz de infancia congelada y con un 

vídeo musical en donde sale usando un traje de pato, sí ella). 


¡qué sorpresa! de pronto encontré ese regalo de lo maravilloso de

la realidad donde acurrucarme cuando el dragón temeroso se anima 

a aparecer para expresar el mal gusto que tengo para ponernos en 

situaciones de las que pudiéramos arrepentirnos. incluso, a modo 

de presentar mejor su caso, se dispone a ejemplificar cómo pude haber actuado.



el más reciente de sus intervenciones nerviosas resultó novedoso.

me ha dicho:


 "¿viste que pudiste haberle pedido ayuda?" 
(... silencio...)
"... no pudiste identificar que cuando te abrazó, y tú estabas comenzando a irte, pudiste haberle pedido que te ayudara a que no te fueras. que te mantuviera ahí, con él, para que no te perdieras en tus pensamientos porque no querías que se convirtiera en un 'adiós' indeseado"


y pos qué decir... el dragón de vez en cuando articula atinadamente y esta vez tocó.

sin que me fallara mi fiel sensibilidad, me dio por llorar. 
llorar con el sentimiento de cuando reconocía que perdía definitivamente alguno de mis cassettes de bandas sonoras de disney por quererlos llevar conmigo a todos lados (aún cuando, por ejemplo, el dentista dijera "lo siento, nena... sólo tengo un radio, nada de reproductor portátil" cada vez que le visitábamos). 
o cuando recordé que había salido de la parisina dejando a mi hermoso peluche san bernardo, ¡con su barril de emergencia!,entre paquetes variados de telas que me encantaba tocar para sentir sus texturas en lo que mamá seleccionaba la tela para alguno de sus diseños que la modista confeccionaba... la desilusión de encontrarme con que alguien más había apreciado que mi san bernardo era la chulada hecha esponjosa. (mierda... sólo fueron 5min que nos tomó llegar a la salida, esperar al cambio de luz para cruzar la calle y regresar corriendo mientras alcanzaba a gritarle a mamá ¡mi san bernardo! ¡mi san bernardo!).

entonces recordé ese pedacito de la canción hasta la raíz (primer track con que abre la puerta al remolino emocional de la lafourcade que es su álbum... y también mío, maravilla de la vida).

Cada momento de no saberSon la clave exacta de este tejidoQue ando cargando bajo la pielAsí te protejoAquí sigues dentro

y me dio por ceder a colocarle (sí, a él) en ese lugar de interpretarlo y definirlo en mi recuerdo con esa -casi- amenaza de llevarlo dentro... protegido hasta la raíz.

entonces sucedió algo que volvió a ser una sorpresa. la abuela sabia que me habita, entró en la conversa sin violencia... sin gran aspaviento (no como hada madrina ni como esas manifestaciones de la bruja que sabe). se manifestó haciéndome sentir que era una linda canción. que también le gustaba el ritmo porque le recordaba al estilo de grandes canta-autoras latinoamericanas, particularmente mercedes sosa y violeta parra. 


ya cuando se 'materializó' con voz clara, me invitó a escuchar la canción con un poco de mejor agudeza... 

"hay que proteger a la niña que somos y que ha aprendido algo importante del amor, de los deseos pero sobre todo de quien es... de lo que puede y de lo que no ha de creerse que no es capaz hasta intentarlo. 

proteger el ánimo curioso que la lleva, justamente, a experimentar y en cada experiencia, llenarse de una alegría que le hace rebotar por las fachadas ante las maravillas escondidas y con que las que la vida gusta de entretenernos."

 y sí... cada momento de no saber, son la clave exacta de este tejido que ando cargando. así te protejo... aquí sigues dentro. 

entonces me reí, me senté derecha -más segura de mi- y agradecí ese pedacito de sabiduría que me hizo interrumpir la avalancha que ese dragón inconsciente había desatado (sin intención, el pobre sólo tiene miedo...)





esta otra canción fue una ventana a reconocer que duele porque nunca es suficiente para mi... siempre quiero más de ti. por eso conviene más este tiempo sin nosotros... aunque de retortijones en la noche y haga un calor en la frente que no me deja dormir.  


Nunca es suficiente para mí
Porque siempre quiero más de ti
Yo quisiera hacerte más feliz
Hoy, mañana... siempre 










¿Para qué sufrir si no hace falta?

¿Para qué tirar nuestras cartas y fotografías?

¿Para qué olvidar que antes de todos nuestros besos
fuimos como hermanos, fuimos como amigos con derechos?

Nunca imaginé que me casaría sin papeles

Nunca supe cómo hacer que fueras más feliz, te lo juro.

Tenías que buscarte tú, tenía que salvarme yo.







O U C H. a veces se casa sin papeles, sí. duele comprender que la tarea de hacer más feliz a otra persona siempre va a traer confusión y revolución a una porque... ¿quién puede decirnos qué hará más feliz a alguien? y porque por ahí no es la cosa. amor dependiente oculta miedos personales que en un futuro se convertirá en algo feo entre ambos. 
entre esas maravillas que la vida saca de vez en cuando porque sabe que es delicioso divertirse, encontrarás y entenderás que, en poquísimas veces, no es complejo comprender cuando hay que dar un abrazo, decir "quédate", "lo siento" y demás. porque el deseo mutuo por estar juntos es AMOR. que no siempre se es correspondido, es cierto, pero aquí viene otro ¡ah! lo más importante es que sospecho que no se decide a quien amar... pero si tu amor, por este amor no correspondido, no tiene un peso grande en lo que define qué tanto disfrutas de ti y de la vida y, además tienes la oportunidad de sentirte dichosa por otras fuentes (salidas cognitivas) como tu trabajo, tu habilidad para hornear, algún hobby... lo que sea que alimenta tu identidad, entonces vas a tener las herramientas para que no te tumbe cuando te encuentres triste y pienses que no eres valorada. sí lo eres, sólo que tus circunstancias las sientes desafortunadas. para evitarlo, procura tener una canasta variada de lo que te define :-)








y acerca de definiciones... de responsabilizarse de una y reconocer que crecer, ser adulto, duele...
jamás había usado exitosamente listas de lo que quiero hacer y hace un momento noté que pudiera estar aprendiendo a usarlas. a mi modo de organizar mis pensamientos, claro. no hay hora. hay un orden por prioridades pero comenzó con anotar TODO lo que deseaba realizar en estos 3 días.

también se siente bonito la seguridad que una construye para si misma sea salir a correr en una rutina, leer, proyectos creativos, cuidar el hogar, tener tiempo para la esquincleada... lo que sea que requiera afirmar que si no hicieras esto en particular para ti... el estrés sería terrible... la vida sería abrumadora  (¡gracias alexandra kollontai y russell!)