¡Buenos días! De despertar con ganas de no salir de cama ya para ahora me siento de perlas y lista para continuar con la carrera Enterprize--- Pero, cof cof, primero sipiti-sipiti-sip, la adquisición de tisanas resultó un éxito que hasta me dieron ganas de incluirlo en el blog antes de adentrarme en la batalla de redactar la idea de negocio, :p


video

¡Son una chulería! Empezando son infusiones de la compañía Mighty Leaf traen 15 bolsas biodegradables con 5 tipos de infusiones:

Chamomile Citrus (sin cafeína)
Organic African Nectar (sin)
Organic Mint Mélange (sin)
Ginger Twist (sin)
&
Rainforest Maté (ma o menos cafeinoso) ---> uff, ¡Qué aroma! Bastante flora. Evoca estar cómodamente acurrucada disfrutando la tranquilidad de regalarse 10min de cero preocupación.

----> Inicialmente me enamoré de las bolsas... Okay, en general del empaque, lo admito (puak) Tengo debilidad por los detalles y la delicadeza (¿qué le voy a hacer?) por ejemplo el cuidado que le dieron al diseño resalta una de las características principales del producto que son las bolsas hechas artesanalmente 100% biodegradables (lo siento Numi, pero las grapas no son cool) entonces hay así como... la simulación sutil de costuras por el empaque y en la etiqueta de cada té que son como una gotita de néctar de agave en agua de limón... (aw) Estas monadas es coger la autopista a mi corazón (¡y al bolsillo! ¡pákatelas! tssk)

Ahí están, hoja completa

Oh, sobre cómo realzar los sentidos (además de dejar reposar té o tisanas, mmm), desde la visita anterior a la tienda especializada en productos orientales, conseguí este aceite de jengibre pero lo había olvidado y los otros días se me ocurrió cocinar con él para el desayuno y el resultado fue requete bueno. Amo el jengibre pero la combinación del sabor fuerte de las espinacas, con el dulzón/picante de los pimientos, los champiñones y las cebollas salteadas uffff---- ah, qué rico, ahora se me ocurre que le faltaba añadirle nueces o un sabor así seco--- hmm cacahuates... ... ... OKAY, ya hace hambre. ¡Me voy!

¡Santa complicación fue abrirlo!